Acerca de la Ley

 

Información General sobre el Derecho de Autor y Propiedad Intelectual

¿Que es autor?

Cualquier persona física que crea una obra literaria, artística o científica.

Así pues, se deben registrar los trabajos realizados por las siguientes personas:  

  • Por el productor o distribuidora
  • Por el guionista, autor del argumento y del diálogo
  • Por el compositor musical, incluido el letrista de la obra audiovisual

Los derechos de autor que se generan

Existen dos tipos de derechos de autor: los derechos patrimoniales y los derechos morales.

Los derechos patrimoniales son los derechos de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación. Estos derechos se expresan en diferentes modalidades o soportes de explotación. Los derechos morales son los que hacen referencia al reconocimiento de autoría e integridad de la obra creada, y son irrenunciables e inalienables.

La cesión de los derechos de autor 

Los derechos de autor solamente se pueden ceder de manera expresa porque, en caso de duda, se hace una interpretación restrictiva de la cesión. Es conveniente hacerlo por escrito, dejando claros los derechos cedidos, las modalidades de explotación, los soportes, el territorio y la duración de la cesión.

La gestión de los derechos de autor

Cada vez que una obra audiovisual se exhibe se generan derechos de autor. Para poder cobrar estos derechos el único requisito es que la obra se estrene o emita en un medio que genere derechos: una sala de cine, un auditorio, un canal de televisión, etc. El autor puede recibir los derechos patrimoniales que fija la Ley de Propiedad Intelectual. 

Derechos del productor

De acuerdo con la legislación de la propiedad intelectual, el productor audiovisual tiene los siguientes derechos:

  • Presunción o adquisición de los derechos de propiedad intelectual por parte de los autores de la obra audiovisual. Estos derechos son los de reproducción, distribución y comunicación pública, así como los de doblaje o subtitulado de la obra.
  • El productor es el titular de los derechos de propiedad intelectual de carácter patrimonial denominados conexos o vecinales. Estos derechos son los de reproducción, comunicación pública y distribución. Además, el productor también es titular de las fotografías que se hayan hecho durante el proceso de producción de la grabación audiovisual.
  • El productor tiene derecho a una remuneración equitativa en concepto de comunicación pública de la obra audiovisual, así como el derecho de remuneración por copia privada.

 Escrito en la caja, en el disco y en las primeras imágenes de cada DVD'S/Blu-Ray

“Los titulares de los derechos de explotación sobre las obras cinematográficas contenidas en este videograma han autorizado su uso exclusivamente en el ámbito domestico. Los citados titulares de derecho prohíben expresamente su exhibición pública, reproducción, distribución, alquiler por establecimientos diferentes de videoclub, así como su comunicación pública en centros, comunidades, instituciones educativas, empresas, hoteles, bares, aviones, hospitales, restaurantes y cualquier otro tipo de establecimientos o lugar en el que una o más personas pueda ver la obra y su contenido”.

Segun el capítulo III " Duración de la protección"

Art. 10 de Ley de Propiedad Intelectual

 La protección otorgada por esta ley dura por toda la vida del autor y se extiende hasta 70 años más, contados desde la fecha de su fallecimiento. 

 En el caso previsto en el inciso segundo del artículo 8° y siendo el empleador una persona jurídica, la protección será de 70 años a contar desde la primera publicación.

 Para obras cinematográficas existe el siguiente tipo de Derechos de Autor:

  • Licencias de uso en Salas de Cine Comercial (Theatrical Rights)
  • Licencias para la fabricación de copias en DVD para la venta y alquiler en tiendas - pero sólo para uso domestico privado (Home Entertainment Rights)
  • Licencias para la transmisión en TV Cable/Satelital (TV Rights)
  • Licencias para la transmisión en TV Abierta (TV Rights)
  • Licencia de uso en lugares no-teatrales y de acceso público (Non-Theatrical Rights)

Otros derechos

 Los derechos de autor o de propiedad intelectual son independientes y compatibles con otros derechos, como los derechos de la  propiedad industrial -especialmente los derechos de marca-, los derechos del honor, de la intimidad y de la propia imagen. También es  conveniente recordar que las obras preexistentes que se utilicen en una producción audiovisual de nueva creación también tienen  derechos. Es el caso de las pinturas, las canciones, las fotografías y las imágenes en movimiento, entre otros.

 ¿Qué es un "Certificado Autorización Exhibiciones Publicas"?

 Una autorización es requerida para cualquier exhibición pública. 

En el Art. 18 de la Ley 17.336, Ley de Propiedad Intelectual está indicado que se requiere previamente de una autorización por escrito del productor o su representante, antes de exhibir públicamente una obra audiovisual. Esto implica que la autorización debe ser obtenida directamente del productor o distribuidor o su representante.

 MPLC es el representante de más de 400 productores y distribuidores en Chile para el uso de este tipo de autorizaciones.

 Este Certificado de Autorización es necesario para ser presentado en la exhibición realizada, en función de cumplir con lo indicado en  la Ley, si no hay un certificado presente, entonces la exhibición que se realiza es ilegal (Art. 19, Ley 17.336). Esto aplica para  cualquier obra o película, indistintamente de si el film es representado en Chile o no, esta obra aún es una obra protegida por Derechos  de Autor. 

Esto implica que cualquier obra audiovisual, serie, documental o programa de televisión requieren un Certificado de Autorización antes  de cualquier exhibición pública. Hay sólo una excepción válida y aceptada en este caso, que es cuando la obra audiovisual es utilizada  dentro de una sala de clases como parte integral del programa de educación de un curso y forma parte de la malla de estudios.

 ¿Qué es un Lugar o espacio público?

 Es cualquier lugar o espacio común, con acceso a cualquier persona, en forma indeterminada e indistinta y hechos para el público en  general no para un grupo específico de personas. Es todo aquel lugar que no es el “domicilio permanente o legal” (residencia) de una  persona.

Ley 17.336, Ley de Propiedad Intelectual

 Acerca de la Ley de Propiedad Intelectual la cual protege el uso de obras audiovisuales en comunicación  pública.

 De acuerdo con la Ley de Propiedad Intelectual 17.336, vigente en Chile y de conformidad con los Tratados Internacionales sobre la  materia, para utilizar o exhibir en forma pública obras cinematográficas o audiovisuales, se requiere obtener la autorización  correspondiente por escrito de su productor, representante legal o legítimo titular. La Ley es muy clara, no está permitida la  exhibición pública de ninguna obra cinematográfica y/o producción audiovisual, sin la previa autorización del autor o su representante  o del Titular de los derechos de dicha obra; esto incluye todo tipo de lugares y eventos, aún cuando no se persiga un fin de lucro  (directo o indirecto), con entrada libre y/o con otros formatos de exhibición incidental.

 Por ley en Chile, y como propósito primordial, las obras audiovisuales disponibles en establecimientos comerciales a través de todo el  territorio nacional, están destinados para su uso único y exclusivamente doméstico (Home Entertainment) y por lo tanto, así se hace  constar en el aviso o advertencia que se incluye en todos estos formatos – a no ser que se posea una licencia o autorización que  permita exhibiciones fuera de este ámbito. El alquiler o compra de cualquier obra audiovisual, no conlleva una autorización, permiso o  licencia para la realización de una exhibición pública.

 Antes de llevar a cabo una comunicación en un lugar público, se debe poseer una licencia que habilite específicamente para tal uso.

 Hoy día en nuestra sociedad, todo está vinculado a los derechos de la Propiedad Intelectual, que se contienen y regulan en especifico  dentro de la Ley de Derechos de Autor, vigente en Chile, como por ejemplo: a través de licencias para el uso o registro de software en  Computadores, para las ediciones y reproducciones de Libros, para el uso de música en lugares públicos. La violación a esta ley o la  falta de las autorizaciones o permisos necesarios, origina el fenómeno conocido como piratería, delito que principalmente se comete al  copiar CD's, DVD's y Download de paginas ilegales, sin las autorizaciones o permisos antes señalados.

Para el caso de las obras cinematográficas o las audiovisuales contenidas en cualquier formato, es lo mismo. Su exhibición en lugares no  residenciales, comunes o públicos, necesita una autorización por escrito para cada uso. Este es un derecho exclusivo que le pertenece  a los autores o productores de las obras audiovisuales.

 Ley N°17.336 sobre Propiedad Intelectual publicada en el diario oficial N°  27.761, de 2 de octubre de 1970, del derecho patrimonial en general:

 

Art. 18. Sólo el titular del derecho de autor o quienes estuvieren expresamente autorizados por él, tendrán el derecho de utilizar la obra en alguna de las siguientes formas: Publicarla mediante su edición, grabación, emisión radiofónica o de televisión, representación, ejecución, lectura, recitación, exhibición y, en general, cualquier otro medio de comunicación al público, actualmente conocido o que se conozca en el futuro; reproducirla por cualquier procedimiento; adaptarla a otro género, o utilizarla en cualquiera otra forma que extrañe una variación, adaptación o transformación de la obra originaria, incluida la traducción, y ejecutarla públicamente mediante la emisión por radio o televisión, discos fonográficos, películas cinematográficas, cintas magnetofónicas u otro soporte material apto para ser utilizado en aparatos reproductores de sonido y voces, con o sin imágenes, o por cualquier otro medio.

Art. 19. Nadie podrá utilizar públicamente una obra del dominio privado sin haber obtenido la autorización expresa del titular del derecho de autor.

Uso Singular

El derecho para el uso de una obra audiovisual en una exhibición pública es un uso singular y no una gestión colectiva, de conformidad  con los artículos antes señalados. El productor (o represente legal) es la única persona que tiene el derecho para autorizar el uso de  sus obras en forma pública, como lo establece el artículo 19 de la Ley de Propiedad Intelectual. MPLC Chile es en este caso, es el  represente legal y autorizado, por contrato celebrado con los Productores o Distribuidores, documento que otorga los derechos y la  responsabilidad para emitir licencias para la exhibición pública de obras audiovisuales.

Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

ISO 26.000 es el estándar internacional para la Responsabilidad Social Corporativa, Art. 4 establece que para el cumplimiento de una empresa debe cumplir con todas las leyes y regulaciones locales. Un esfuerzo considerable se pone en cada programa RSE empresas, pero es importante también ser compatible en todos los aspectos de Propiedad Intelectual. 

Resumen materia legal Tribunales de Justicia en Chile

Corte Suprema, Santiago, 26 de marzo de 2007, Rol Nº 86 2006

Partes: Sociedad Chilena del Derecho de Autor con Sociedad Hotelera Valle del Encanto Limitada, Sentencia nº 6818, Id. vLex: VLEX- 30857093

3°)……..El fallo impugnado según la recurrente consideró que el hotel es un lugar público, por cuanto sus servicios están destinados  al público en general.

  16º) Que tampoco resulta acertada la crítica que el recurso dirige a la sentencia que impugna, por haber considerado al hotel de la  empresa demandada como lugar público, en circunstancias de que al existir un contrato de hospedaje con los pasajeros, las  habitaciones pasan a ser privadas, no pudiendo estimarse como público el uso que se haga de los televisores existentes en esas  dependencias, por cuanto, el establecimiento de hotel constituye una unidad a la que accede el público en general, no pudiendo,  dividirse sus dependencias en públicas o privadas, pues todas se encuentran al servicio de los usuarios que accedan a ellas., con  prescindencia de las formas en que se utilicen, atendido el fin especifico que les es propio;

Corte de Apelaciones de La Serena, 11/12/2007, Rol Nº 909 2007

Partes: Sociedad Chilena del Derecho de Autor con Pedro Campos Correa

Doctrina

 II. Cuando en la explotación de un local comercial se pone a disposición de sus clientes aparatos de televisión por los que se emiten  obras musicales, servicio cuyo cobro está incluido en el precio que aquéllos pagan por el hospedaje, constituye un acto de  comunicación pública, según el artículo 5º letra v) de la Ley sobre Propiedad Intelectual, que requiere la autorización de los titulares  de derechos de tales obras. Efectivamente, es un hecho público y notorio que en las transmisiones de televisión abierta y cerrada se  emiten obras de bandas musicales en distintos formatos.

La circunstancia de existir un contrato de hospedaje entre una empresa hotelera y sus pasajeros, no transforma las habitaciones en  un lugar privado que impediría estimar como público el uso que se haga de los televisores que se encuentran en esas dependencias, ya  que el establecimiento de hotel constituye una unidad a la que accede el público en general, no pudiendo dividirse sus dependencias  en públicas o privadas, puesto que todas están al servicio de los usuarios que acceden a ellas, con prescindencia de las formas en que  se utilicen, atendido el fin específico que le es propio.

Condenan a Clínica de Héctor Valdés por uso de software pirata -6 de Mayo, 2009

En fallo unánime, la Corte de Apelaciones de Santiago condenó a la Clínica Héctor Valdés a pagar por la utilización de 25 programas  computacionales licenciados por la empresa Microsoft.

Los ministros Dobra Lusic, María Eugenia Campo (suplente) y el abogado integrante Enrique Pérez, afirman que existe responsabilidad  civil de la clínica por el uso no autorizado de los software pese a que la entidad contrató el servicio de una empresa para la instalación    de los software ilegales.

El uso de programas computacionales logrados ilegalmente o sin licencia para ello, constituye lo que se conoce como piratería  informática o de software y constituye un atentado contra los derechos de la propiedad intelectual. La expresión adecuada para  referirse a estas realidades sería copia ilegal o copia no autorizada y su uso sin licencia, e implica una infracción al derecho de autor”,  aseguran los magistrados.